Infecciones de transmisión sexual


Virus del Papiloma Humano (VHP).

   Es una infección de transmisión sexual. Se considera el virus más frecuente de todos y es causado por diferentes tipos de VPH (Virus del Papiloma Humano) que existen. En casi todos los casos la infección es subclínica y de corta duración.

   El coito anal es una transmisión frecuente porque la mucosa anal es frágil y muy susceptible a la infección del virus.

   Cuando la infección no es muy grave no hay síntomas, pero cuando lo es, aparecen  protuberancias crónica (pequeñas verrugas).

   El diagnóstico se establece con estudios de laboratorio y gabinete, y entre otros estudios se solicita Papanicolaou con colposcopia, citologóa exfoliativa, biopsia, si es necesario, etc. Con todo esto se puede emitir un diagnóstico correcto y recomendar el tratamiento más adecuado, que en el caso de ser casos clínicos en ano y boca la solución es la cirugía.

   La mejor opción es la prevención, por lo que hay que reducir al mínimo los factores de riesgo, por ello se recomienda el uso del condón, evita la promiscuidad y el uso de prendas intimas ajenas.


                                           
                                       



Candidiasis.

    Es una infección provocada por un hongo en la piel o en las membranas mucosas.

   Está dada por el crecimiento excesivo de un hongo que normalmente se encuentra en la vagina. Éste puede cultivarse normalmente en boca, vagina y heces de la mayoría de las personas. Los síntomas son: irritación en la piel, rojeces y un exudado blanco tipo cuajo con mal olor.

   Además de conocer la historia médica y realizar un diagnostico, el médico puede tomar una muestra de piel por raspado para asegurarse con microscopio o haciendo un cultivo.

   Tratamientos y recomendaciones:  Suele ser eficaz el manejo de antimicóticos (medicinas para tratar infecciones), todas las noches por 3 a 7 días, y también se puede intentar con nistatina o la solución de violeta de genciana 1 a 2%. Es necesario tratar al compañero/a sexual con cremas fungicidas y usar preservativo durante el tratamiento.






Ladillas.

   Se conoce como ladillas a la infestación del vello púbico, ya sea por el parásito o sus huevos.
Su transmisión es por el contacto entre el vello de dos personas o bien al compartir la misma ropa, por mantener actividad sexual promiscua y mantener relaciones sexuales con personas infectadas.

   Las ladillas y sus huevos se ven a simple vista en el vello. O se puede usar una lupa para su mejor visión. También es necesario la búsqueda en pestañas y cejas, sobre todo en personas jóvenes. Esta infección produce picor en la zona infectada. Hay ocasiones, sobre todo en jóvenes, que las ladillas se pueden encontrar en las cejas, provocando una blefaritis.

   El tratamiento consiste en la higiene diaria de soluciones y champú de Lindano o de hexacloro benceno. Se debe enjabonar la zona sin agua durante 5 minutos frotando bien. Luego se debe peinar con un peine de púa estrecha para intentar eliminar los huevos.

   Se recomienda aplicar vinagre en la zona después de la aplicación del champú, ya que es más fácil que los huevos adheridos a vello se caigan.

   En general, una sola aplicación es suficiente, si no fuera así, debe de realizar este proceso todos los días de la semana.



La gonorrea

Es una enfermedad de transmisión sexual, provocada por una bacteria.

   Puede  transmitirse de tres formas: por contacto directo, si una madre esta infectada y esta embarazada se la pasa al feto, o si una mujer ingiere un alimento de una persona que padece la enfermedad (forma indirecta).

Las consecuencias que produce:

  • Causa daño en órganos reproductores.
  • Los hombres y mujeres pueden quedar estériles (la mujer causa enfermedad pélvica y en los hombres, con la epididimitis, enfermedad que afecta a la zona donde se fabrican los espermas, y conecta el testículo con los conductos deferentes, puede verse afectada el transporte de espermas).
  • La madre puede contagiar al bebe causándole ceguera.
  • Secreción espesa amarilla o blanca de la vagina.
  • Dolor al orinar.
  • Regla anormal, pérdida de sangre entre menstruaciones.
  • Calambre en la parte baja del abdomen.



   La sífilis.

   Es una infección de transmisión sexual crónica producida por una bacteria, se transmite de una persona a otra por contacto directo, (ulcera sifilicas). La sífilis no se propaga por el contacto con los inodoros, las piscinas, las bañeras normales o de hidromasaje, ni por compartir ropa o cubiertos.

   Las úlceras aparecen principalmente en los genitales externos, la vagina, el ano o el recto. También pueden salir en los labios y en la boca.

  La transmisión  ocurre durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Las mujeres embarazadas que tienen esta enfermedad pueden pasársela a los bebés que llevan en el vientre.

   En las relaciones entre hombre y mujer es más fácil que se contagie el hombre. El período donde hay mas contagio de esta enfermedad es entre 20-25 años. Esta enfermedad es más común entre hombres homosexuales.

   El desarrollo posee tres fases, la fase mas dura es la tercera, puesto que puede llegar a producirse la muerte, debido a trastornos aculares, cardiopatías, lesiones cerebrales, en la medula espinal y la perdida de coordinación en las extremidades.




Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida(SIDA).

   Es una enfermedad que afecta a las personas que han sido infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana.

   Se dice que alguien padece de sida cuando su organismo no es capaz de ofrecer una respuesta inmune adecuada contra las infecciones.

   Cabe destacar la diferencia entre estar infectado por el VIH y padecer de SIDA: Una persona infectada por el VIH es seropositiva y pasa a desarrollar la enfermedad cuando su nivel de linfocitos T CD4, (células que el virus ataca), desciende por debajo de 200 células por mililitro de sangre.


   Sólo se puede transmitir a través del contacto entre fluidos corporales que poseen una alta concentración de virus. El virus no se transmite de manera casual.

   Ha sido aislado en la saliva, las lágrimas y la orina, el semen, el líquido pre-seminal, los fluidos vaginales, el líquido amniótico, la leche materna, el líquido cefalorraquídeo y la sangre, entre otros fluidos corporales humanos.

Las formas de transmisión son:
  • Sexual: La transmisión se produce por el contacto de secreciones infectadas como la mucosa genital, rectal u oral de la otra persona.
  •  Parenteral (por sangre). Es una forma de transmisión a través de jeringuillas contaminadas que se da a través de los servicios sanitarios, como ha ocurrido a veces en países pobres, no usan las mejores medidas de higiene, también durante la realización de piercings y tatuajes
  •  Vertical (de madre a hijo). La transmisión puede ocurrir durante las últimas semanas del embarazo, durante el parto, o al amamantar al bebé. De estas situaciones, el parto es la más problemática. Actualmente en países desarrollados la transmisión vertical del VIH está totalmente controlada ya que un tratamiento especial, para evitar el desarrollo de esta enfermedad.

   Actualmente en países desarrollados la transmisión vertical del VIH está totalmente controlada ya que un tratamiento especial, para evitar el desarrollo de esta enfermedad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada